Posts Tagged ‘Vagos Permanentes’

Algún que otro concierto mientras estaba de vacaciones

septiembre 6, 2010

En estos dos meses me he visto a un puñado de grupos en conciertos. Muchos menos de los que hubiera querido, y además, con bastantes pocos punks, pero bueno, una reseñita rápida de mi paso por los conciertos veraniegos nunca puede hacer daño:

-Me trague a Magö de Oz en Alcalá de Henares para poder ver a Muro y a Sinkope. No solo los “folk-metaleros” dieron la mierda más infecta de concierto que me he tragado en mi vida, sino que encima llovió y nos jodieron los grupos que quería ver. A cambio, me lleve la grata sorpresa de que también tocaron Koma, que dieron un espectáculo digno de mejor público. Ganas de repetir con ellos.

 -No por ello me quede con las ganas de ver a Sinkope. Les vi el otro día en Alcorcón, donde dieron un concierto regulero pero gratuito, lleno de niñatos poligoneros con sus novias. Supongo que si no hubiera estado lleno de gentuza, el ambiente hubiese mejorado el conci hasta darle un “muy bueno”.

 -En Vallecas fui a ver a Burroeskeleto, de los que tenía grandes referencias y a los desconocidos Obsesión del Seso. Los obsesos me gustaron y lo disfrute un montón, mientras que los otros, a pesar de las buenas críticas, me resultaron bastante más flojos. Aún así, el ambiente de la sala Hebe es cojonudo, siempre.

 –Gritando en silencio, les vi en Vallecas y dieron un concierto redondo, aportando exactamente lo que esperaba de ellos. Repetiré sin ninguna duda.

 –Tokame la Polla, grupazo que hace versiones de la banda de Evaristo a saco, y siempre me lo paso como un enano con ellos. Me hicieron sudar como pocas veces, aunque no tanto como cuando en las fiestas de Alcalá me vi a Vagos Permanentes (y no se cuantas van ya) que dieron un conciertazo y presentaron algún tema nuevo de su próximo disco.

Y mucho me dejo por ahí en el tintero, pero esos son los que tengo más presentes en mi cabeza. Ahora ya estoy calentando motores para el Lumbreiras, el Getafe en vivo y, más cerca, los Lágrimas y Rabia en la Escuela Taller.

Migas Rock 2010

mayo 10, 2010

            La segunda entrega del festival Migas Rock, celebrado en Azuqueca de Henares este día 8 de Mayo, llevaba impresa las dos cosas que hacen grandes a un evento musical del rock: la apuesta por grupos fuera del circuito más conocido y la ilusión de una organización que sueña con sacar adelante proyectos que hubieran querido tener disponibles mucho antes en su zona. Cuando esto se pierde en base al beneficio económico, se pierde la esencia. Bien, por tanto, por la peña detrás del festival. El año que viene, si todo sale bien, repetiremos.

            El precio de la entrada resulta casi simbólico viendo el plantel. Siete grupos, un humorista (bastante malo), un Dj pinchando música desde las tres de la tarde y una invitación a un plato de migas castellanas con la entrada. Todos por unos irrisorios cinco euros que bien podría haberme gastado en un cubata mal servido en cualquier bar. Como he dicho, detrás de todo el evento se notaban las ganas de poner al alcance de la gente de la alcarria y alrededores un espectáculo de rock decente y asequible.

            Hablando ya de los grupos, empezaron Gritos olvidados (la única banda que no aparece impresa en la entrada), una banda de heavy-rock con buena calidad instrumental pero algo floja compositivamente. A destacar la versión de Nothing else matters de Metallica, así como el buen rollo que destilaba el cantante.

            Después salieron los Dommo, que no me llamaron la atención. Aproveché su actuación, y la de los Anticrispis, para salir a tomar algo fuera y buscar a la gente que llegaba atrasada. Con lo poco que pude escuchar, me quedo con los segundos antes que con los primeros, pero no me hagáis mucho caso.

            Entrando ya con los grupos de los que había oído hablar, los Mortadelia me decepcionaron bastante. Simpáticos y buena música, pero demasiado clones de Mama Ladilla. Ni tan buenos ni tanta gracia como para sobrevivir a la comparación tan obvia, aparte de que les vi bastante sosos en el escenario.

            Los siguientes eran los Vagos Permanentes, grupo complutense al que ya había visto en varias ocasiones y que estuvieron a la altura de lo esperado sin más. Ya empezaba a haber pogos decentes, y el repertorio del grupo es muy bueno, pero les he visto más inspirados. O eso o es que ya estábamos todos impacientes de ver salir a la gran cabecera del concierto, Lendakaris Muertos.

            Los navarros salieron a romperlo todo, entraron a saco y con ese humor que les sale por todos lados. Les había visto hace un par de años, pero en este concierto estuvieron aún más enérgicos, a pesar de dejarse varios temas grandes en el tintero. Su último disco, en directo, no les hace justicia en absoluto.

            Como punto negativo, destacar que nos pusieron un foso de un metro de ancho formado con vallas cutres y mal colocadas que se doblaban y rompían bajo el peso de la gente apoyada (consecuencia directa de que estuvieran mal puestas). Solo dio problemas con los Lendakaris, que fue cuando los pogos fueron algo serio. Para responder a esto nos colocaron a un grupo de gente a empujarnos y mantener en pie el cerco. Solo generó malos royos y unas cuantas hostias mal dadas, aparte de que Aitor casi se deja la pierna a un lado del foso y el cuerpo al otro en una de sus incursiones. Creo que no habría sido tan difícil dejarnos ponernos al pie del escenario, o al menos, montar un foso que no se cayera a pedazos.

            No obstante, el concierto fue de una potencia asombrosa, con muy buen rollo en general y destacar que uno de los que estaban conteniéndonos en las vallas se nos acercó luego del conci a los que estábamos en la primera fila a pedirnos disculpas por las hostias y a animarnos a volver el año siguiente. Sin ninguna duda, repitiremos. Y grandes los Lendakaris muertos, se ganan la pasta de la entrada cada vez que les veo.