Posts Tagged ‘Lágrimas y Rabia’

Fiestas Alternativas de Alcorcón. 11-S

septiembre 12, 2010

Llevaba poco tiempo sin ir de concierto, pero este me apetecía especialmente ya que tocaba uno de mis fetiches musicales, Lágrimas y Rabia. De paso también tocaban los Rabia Proletaria, grupazo al que llegue a odiar una temporada por pura repetición de verles semanas si semana también, pero que bien valen un viajecito para verles. El espacio, la Escuela Taller de Alcorcón. Hora, las 21:00 y comienza la matraca.

Los primeros, unos tales Desgobierno, debían ser locales y dieron un concierto simpático sin más. La verdad es que no resultaban nada malos. El segundo grupo, también de Alcorcón y bastante jaleado por el típico grupo de punkys tumultuosos eran Rebelworkers, grupo de aspecto y sonido skin (ellos lo llaman Street-punk y no rechistes, aunque no tenga ningún puto sentido) eran regulares.

No es que fuesen malos, de echo el batería estaba echo un fiera, pero entre que la voz del bajista me molaba más que la del cantante y que el guitarra necesita unas semanas más cogiendo seguridad a las seis cuerdas, la cosa quedo algo floja. Lo compensaron con una pequeña legión de grupo entregado y un par de versiones: Música Oi! de los Kaos Urbano y una de los Suspenders. Ya digo, sin nada especial que reseñar.

Después salieron Supertiritas, que dieron un concierto que personalmente me encantó. También les había visto ya en alguna parte, creo recordar, y aunque destrozasen completamente Fiesta de mujeres de los Asto Pituak (en serio, terrible) por lo demás dieron un concierto muy decente.

La cosa comenzaba a calentarse, los Rabia Proletaria salieron a comerse el escenario y se lo comieron pero a base de bien. Dieron un gran concierto y punto, tampoco puedo decir mucho más. Vale la pena ir a escucharles en directo.

A todo esto, yo tenía un esguince desde que habían tocado Música Oi!, de modo que cuando salieron Lágrimas y Rabia tenía el tobillo suplicando clemencia. Sin conceder ni un pequeño descanso, comenzaron a salir los temas nuevos a ráfagas entre las grandes canciones del trío. Un pequeño pogo de no más de diez personas nos arremolinamos la mayor parte del concierto mientras coreábamos cada letra, terminando el concierto con la canción de Sin Dios.

Terminado el, para mí, plato fuerte, aún quedaban Zensurats, banda levantina de street punk con tintes ska (Oi!, vamos) bastante buenos y cañeros. Pero el horario, unido a que tocar después de Lágrimas y Rabia debe de ser una putada que te cagas en cualquier circunstancia, dejó un ambiente bastante frío durante toda la actuación.

De paso, destacar la buena labor tanto de la peña del C.S.O., como el genial rollito que se respiraba entre el público (sesenta o setenta personas en el momento grande de la noche) y lo bien que nos trató Txulo después del concierto, hablando con nosotros, repartiendo copias del nuevo disco (del que pronto habrá noticias por aquí) y en general siendo un tipo de puta madre.

En conclusión, un gran concierto, como siempre, donde la nota negativa, como siempre en Alcorcón, se la lleva la mala señalización y el aislamiento nocturno que nos impidió regresar cómodamente a casa. Putadas del rock and roll.

Anuncios

El tiempo de las cenizas

marzo 25, 2010

Igual a alguien puede parecerle que, teniendo un blog de música, que el primer grupo español que aparezca sean Lágrimas y Rabia es un darles un exceso de importancia. Sin embargo, para inaugurar mi sección de maketas (donde principalmente hablaré de maketas de grupos del estado español, que le vamos a hacer) es el mejor. Porque tienen la que es, para mí, la mejor maketa que he escuchado en mi vida.

El tiempo de las cenizas no es una maketa, es un trabajazo sacado en forma de k-7. Pero como no tiene cabida en la sección de Discos, lo pongo en el saco de las maketillas. Lágrimas y Rabia, solo por esta media hora de autentico y puro punk merece ser recordado y reivindicado una y cien veces. Cada uno de los nueve temas que componen este pepino musical es una sorpresa. Olvídate de las músicas machaconas, de las canciones todas iguales, del panfleto desmedido.

Lástima que la calidad de audio no sea óptima, porque para mi toman lo mejor de los dos grandes grupos de punk militante español: La capacidad letrística de Los Muertos de Cristo, la crudeza instrumental de Sin Dios. ¿Aún no os he convencido de lo que te estas perdiendo si no ha escuchado esto? Pues subo la apuesta, tienen el tema más emotivo de todo el punk en castellano. Y probablemente, los dos más emotivos. Cada tema es un tesoro.

La grabación se inicia con una introducción acústica deliciosa, envolvente. Dan ganas de darle para atrás cada vez que comienza la distorsión de la demoledora y fantástica Cortina de humo. Si hay una canción capaz de narrar en 5 minutos la lucha obrera del siglo XIX y condensar todo el sacrificio, dolor y rabia de los obreros de la industrialización, es esta.

No menos elogiable es Bajo cero en el frente, una canción que transmite ese frío que acecha en las barricadas, ese canto guerrillero de los Lágrimas y Rabia. El corazón pega un brinco con Inercia (canción a la que luego cambiaron el nombre en su disco Negro), un tema breve y directo, punk en estado puro. Cada vez que la oigo me dan ganas de pegar botes, pero pronto el reproductor me suaviza. Germinal es un reggae en toda regla, una canción para disfrutar marcando el ritmo con el pie o para bailarla lentamente en la cabeza.

¿Relajado? Pues vuelve la tralla con Sin Dios (canción, no grupo) realmente un tema genial en el que la voz cobra una entonación algo más melodiosa. No hay dos canciones iguales en esta cinta, de verdad. Sírvete es otro tema rápido, frenético, menos de dar botes y más de bailar pogo. Igual una de las letras más flojas o cogidas por los pelos, pero con un coro final a lo Good save the Queen que se te clava en la cabeza. Memorable. Juliol es otro tema algo melancólico, un homenaje a la CNT.

Quedan dos canciones y salta Lluvia en los zapatos, no exagero si digo que me parece de lo mejor que he escuchado de una banda punk. Una letra rutinaria, cotidiana, angustiosamente real. Muchas veces me he sorprendido escuchándola al volver del trabajo y se me hacía bola en la garganta. El final, Niños de la guerra es el tema que menos me gusta, lo cual no le resta ni un ápice de fuerza, es una gran canción, pero no está a la altura de las anteriores. Además, Lluvia en los zapatos me parece que era la elección perfecta para acabar un trabajo como “El tiempo de las cenizas”.

En definitiva, un imprescindible. Deseando tener más noticias de este grupo, que lleva años como si se los hubiera comido la tierra.