Posts Tagged ‘La Polla Records’

Muy Punk

junio 10, 2010

A cuenta de un pequeño debate en el chat del blog Sin Punkto Fijo porque (¡cuidado!) un nuevo colaborador hizo una entrada sobre los Skrewdriver asegurando que en su primer disco aún no cantaban canciones nazis y simplemente hacían punk setentero de calidad, he decidido dedicarle una entrada a la genial (y profética) canción de La Polla RecordsMuy Punk”.

Grabada para el legendario Salve, debut en la larga duración de los de Evaristo, la canción ya nos habla de una lacra que, 26 añazos después de que se compusiera la letra, sigue siendo una de las más odiosas características del movimiento punk: El punky de pastel (¡punk de escaparate!).

Analizando perfectamente el problema de ese tipo de punk, nos regala algunas frases incendiarias y lapidarias dignas de La Polla Records. Estrofas tan geniales como:

“Me pongo unos imperdibles/Y los pelos de colores
Eso no es que me convierta/En un gilipollas de ideas cuadradas

Ven con tu uniforme/Y con tu mente deforme”

Una forma de dejar claro que no hace falta ser subnormal para ser punky, ni tener la mente cerrada, algo que mucho punk de pose y estética parece que no entiende, en un momento en el que todavía no se había llegado al delirio actual en el que casi parece que hace falta pasar un examen para ser punk, como ya cantarían después los Lendakaris Muertos en su “Esto no es punky

Lo “punkpoliticamente correcto” choca frontalmente con el espíritu de ser tu mismo que propugnaba el punk original, y los de Salvatierra dan donde más duele:

“No me montéis la batallita/de a ver quien es más punky”

“Fabricamos nuestros dioses/Preparamos las poses”

“Si no tienes cerebro/A mi no me molestes/Identificarte con nadie no te va a salvar”

Me preocupa que más de un cuarto de siglo después, estas letras tengan tanta vigencia. Claro que La Polla Records lo clavó con todo, y ahí siguen vigentes canciones suyas como Salve, como El congreso de los ratones, Envidia Cochina o incluso Chica Yeye. Igual no hace falta otra Polla Records, sino otro público que se aplique el cuento.

Anuncios