Vikalvarrada 2010, sin grupos, pero con retraso y lluvia…

El concierto de la Vikalvarrada del Viernes fue uno de los conciertos más divertidos a los que he asistido en mucho tiempo. Entre otras cosas, porque estaba deseoso de desatar toda mi mala baba en un concierto y dejar a un lado todas mis preocupaciones al ritmo de la música. Por otro lado, porque hay pocas cosas que me gusten más que los conciertos abiertos llenos de gentuza por todas partes, y es exactamente lo que prometía este festival. Grupos poco conocidos y variados, cabezas de cartel más o menos consagradas y buen rollo. Lo dieron.

  Llegamos con un poco de bebida comprada en un supermercado del barrio (MAL por nuestra parte, que estos conciertos los financia la barra, pero a veces la avaricia nos puede a todos) y la justicia karmika nos cayó encima en forma de tormenta de lluvia de cagarse. Maldiciendo la lluvia nos refugiamos todos los congregados (no debían llegar a 80 personas) en la carpa, junto al escenario. Previsores los organizadores, salvaron el concierto con la carpita. Pero eso si, el concierto se convirtió en un barrizal a partir de ese momento.

 Con un retaso de más de dos horas (no se si esperaban a que se llenase aquello o sería porque el cartel perdió dos bandas antes de empezar) salieron a desfilar los primeros grupos del cartel. Tengo un problema con esto y es que había dos grupos de rock-metal, Voz Mercuria y los Iraka. Los que tocaron primero (creo que los Voz Mercuria, pero mi problema es que no puedo jurar que no fueran Iraka, porque no conocía a ninguno de los dos) dieron un concierto horrible, y mira que no me gusta hablar mal. Tal vez porque estábamos fríos o lo que sea, su actuación me pareció un petardo.

Después de eso la cosa solo podía mejorar, y eso que del cartel se nos habían caído los Hirurko (andaban por allí de nuevo, repartiendo pegatas como siempre) y los Alioth, a los que no conocía tampoco de nada. Salieron los otros metaleros, ¿Iraka? (insisto, no estoy seguro de en que orden salieron los dos primeros) y dieron un concierto más hardcore  y con más garra. Pogos, botes, gente dando la fiesta y, como siempre, yo el primero molestando en la primera fila.

 Sujeto K dio un conciertazo de morirse, lleno de caña y presentando un disco nuevo. No había oído grandes cosas de ellos, pero me parecieron más que solventes sobre las tablas. Pogos por todos lados, fiesta, gente bailando a lo bestia, alguna chica que acabo mosca conmigo porque soy un bruto (muy buen rollo en el ambiente, de verdad). Los Mako, sin embargo, fueron la revelación de la noche. Cojonudos se queda corto para definir este grupazo de rock de los de antes, con estilazo, clase, calidad, contundencia…me podría deshacer en halagos para esta peña, pero simplemente os recomendaré que no los dejéis pasar.

Ya calientes, con solo los más resistentes en las primeras filas y dispuestos a todo, saltaron los The Kluba. Como nunca me gustaron los Skalariak, tampoco me esperaba mucho del hijo bastardo, y efectivamente, ni me defraudaron ni me sorprendieron. Pogos salvajes (demasiado para un grupo tan ska como este), buen rollo, unos cuantos temas nuevos con reciclados de los Skalariak y demás…No me gusta eso de que este grupo, normalito, lo pete frente a los dos anteriores, que les pegan mil vueltas. Es lo que hay.

 Después salieron los Limando el serrucho, que directamente me parecieron divertidos e insustanciales. Y eso que el ska y el reggae me molan, de verdad, pero nada, no me dijeron nada especial. La cosa acabó y nos fuimos contentos. Me lo pasé como un enano bailando con los Mako y los Sujeto K, que son los que me gustaron, conocí a Robertez de Motociclón, un tío genial con una verborrea impresionante y que sabe mucho, y la organización, pese al retraso espantoso, supo hacerle frente a la lluvia de puta madre, fueron más que majos y los precios de barra (que también me acerqué a hacer gasto) eran asequibles (otra colleja más por llevar bebida de fuera) aparte de que servían unos bocadillos geniales. No pude ir el Sábado, pero seguro que también se portaron.

Y para la próxima, me llevo un boli y un papel para apuntar que grupos van tocando y así no dudo a la hora de hablar bien o mal de nadie. Por cierto, que probablemente aumente ahora el ritmo del blog a dos post por semana, uno sobre cosas actuales (conciertos, discos nuevos…) y otro sobre cosas más viejas y que me gusten. Los días, como siempre, casi aleatorios.

Anuncios

Etiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: